Todavía me acuerdo cuando, siendo un chaval, llegó un día el profe de matemáticas y se marco un desarrollo de una fórmula en la pizarra, en el cual nos venía a demostrar una “incoherencia” matemática. La verdad es que el tiempo pasa para todos y visto ahora no tiene ningún misterio. Pero tiene su gracia:

x = 1 y = 2

Entonces
x = y – 1

Multiplicamos los dos lados de la igualdad por (x-y)
(x-y) x = (x-y) (y-1)

Deshacemos los paréntesis
x² – xy = xy – y²- x + y

Pasamos x al otro lado (o lo que es lo mismo sumamos x a los dos lados de la igualdad)
x + x² – xy = xy – y²+ y

Sacamos factor común
x (1 + x – y) = y (1 + x – y)

Eliminamos (1 + x – y) de los dos lados de la igualdad

Y nos queda
x = y

O lo que es lo mismo
1 = 2

Anuncios